Sobre el fracking

El 19 de marzo tuitié un artículo firmado por Maristella Svampa y Enrique Viale publicado en rionegro.com.ar sobre fracking y degradación institucional en la provincia de Río Negro. Un par de horas después me responden de la cuenta @VerdadFracking con un enlace a su página de Facebook  donde, según se puede leer en Información, explican: “Nuestro interés consiste en entregar información balanceada, precisa y objetiva sobre Fracking para que usted saque sus propias conclusiones”.

Captura de pantalla de 2015-03-20 10:22:13Una pequeña diferencia; Los autores del artículo publicado en el sitio del Río Negro aparecen explícitos. Saber quién dice es fundamental para entender qué dice. Es conocida la postura de Maristella Svampa sobre el fracking, ninguna sorpresa. Ahora, @VerdadFracking se esconde detrás del anonimato, entonces no creo que su interés consista en entregar información balanceada, como aseguran. De lo contrario, por qué se oculta/n ¿Qué tiene/n para esconder?

Volviendo al artículo, los autores remarcan que la incorporación de la fractura hidráulica “requiere de la flexibilización ambiental en sus controles estatales y de una gran laxitud normativa”. El discurso político, agregan, primero negó que exista fracking en Allen pero como no se puede ocultar una fractura con la mano optaron por cambiar el speech.

Ahora no sólo resulta que se realiza fracking (bajo el control del Estado, por su puesto) sino que además puede convivir con la fruticultura.

Sobre la normativa ambiental hay antecedentes que permiten inferir que a nuestros legisladores no les tiembla el pulso al momento de levantar la mano para derogar, modificar o aprobar cualquier cosa que les asegure el curro del poder un tiempito más. Algo así ocurrió con la derogación de la ley que prohibía el uso de cianuro, necesaria (la derogación) para la extracción de minerales a cielo abierto en la provincia.

Esta ley había sido aprobada en 2005 con el voto, entre otros, de la entonces radical Ana Piccinini mutada ahora en frenteparalavictorista. La legisladora “explicó que ella votó la prohibición cuando integraba el bloque radical, pero lo adjudicó a “otro berrinche de Saiz””. Así justificó la vuelta en el aire cuando apoyó la derogación seis años después.

Por la derogación de la ley ‘anti cianuro’. Manos alzadas de Garrone y Vazzana (Foto rionegro.com.ar)

Con este tipo de ejemplares legislativos nada es seguro.

Ahora la ex radical Piccinini va de vice en fórmula con Miguel Angel Pichetto, que estuvo con Menem, que estuvo con Néstor, que estuvo con Cristina. Otro que se excusa en la obediencia política cuando le conviene. Tal para cual.

Con respecto a la fractura hidráulica, una de las consecuencias que trae aparejada el cambio de matriz productiva es el profundo cambio social que trae aparejado. Tema que no se toca desde la postura por el si. Servicios saturados como la salud y la educación, precios por las nubes, por ejemplo los alquileres, diferencia de salarios, competencia laboral, etc. Cambios que resultan profundos y de largo plazo.

A esta altura de la historia es difícil pensar que nuestra sociedad puede vivir sin energía. Usamos vehículos alimentados a combustible fósil, computadoras, celulares, televisores, lavarropas, acondicionadores de aire. Cocinas, hornos, estufas y calderas a gas. Somos dependientes y el ‘confort’ es el paradigma.

Apostar por la generación de energías alternativas, verdes, limpias o renovables es un buena opción pero no es un gran negocio.

La diferencia es que el petróleo y el gas mueven millones de dólares dependiendo del humor del precio internacional. Las regalías petroleras son un botín que cualquier gobernador o candidato desea al punto de no tener problemas para bajar los brazos cuando son extorsionados por el gobierno nacional.

“La naturaleza intenta decirnos que necesitamos un modelo económico radicalmente diferente”, señaló la periodista Naomi Klein en la presentación de su último libro ‘Esto lo cambia todo. El capitalismo contra el clima’.

Un comentario sobre “Sobre el fracking

  1. Siempre prevalecen los intereses económicos y a los funciomarios de turno les cabe el dicho por la plata baila el mono!!! Recursos, desarrollo sustentable, medio ambiente son palabras del discurso electoralista, pero a la hora de actuar, ya vemos como votan,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s