Vorterix: No es radio ni TV, Es otra cosa

Mario Pergolini rompió el molde. Vorterix se suma a una nueva manera mundial de comunicar y de pensar la comunicación, sea desde una PC, una tablet o un celular. Y cuando la manera de pensar cambia, todos los otros cambios sociales devienen drásticos, o se dan al mismo tiempo.

“Tenemos malas noticias” es radio, TV, teatro, un estudio con 16 cámaras, recitales en vivo y también la posibilidad de ver los goles o de poder entrar a shows o juegos. Se ve y se escucha con alta calidad, es gratis y transmite vía streaming (distribución de multimedia a través de una red, de manera que el receptor consume el producto al mismo tiempo que se descarga).

Nota completa en Revista Noticias

“Seguir haciendo lo mismo era un fracaso”

“Me podría haber quedado haciendo un programa de cuatro horas, iba a hacer mi dinero. Siempre estoy muy atento a las nuevas tecnologías y cómo pueden ser aplicables o cómo pueden hacer que los productos sean más agradables. El Rayo, en un punto, fue aprovechar el Avid que era nuevo; sentarse y decir: ¿a ver cuántas cosas puede hacer esto? A la primera conductora, para decir una frase había que grabarla diez veces, entonces agarrábamos las mejores partes. Y terminó generando un estilo. Y la verdad es que en los últimos años no salió nadie como cuco para decir: ¡uh, cagamos!, acá viene alguien que en los próximos diez años va a ser imbatible. Impactan rápidamente en un lenguaje, en cierta cosa graciosa que puedan tener, pero saturan muy rápido porque no pueden salir de su círculo. Acá, Clarín por un lado, que quiere empezar a transmitir cosas, ve a Vorterix como un enemigo dentro de los portales digitales de entretenimiento; y las productoras ven que tienen que hacer cierta alianza porque estoy transmitiendo contenido. El Quilmes Rock lo vieron 700 mil personas por HD a través de vorterix.com. La misma transmisión, en TN, no llegó a tener ni 0.90 de rating. Es loco. Nosotros le ofrecemos a la gente que entre a un lugar, lo vea gratis en alta calidad, y la gente que entra es la que lo quiere ver. No es un zapping en la tele.

Nota completa Revista Veintitres